Galeano

El crimen es el espejo del orden, los delicuentes que pueblan las cárceles son pobres y casi siempre usan armas cortas y métodos caseros. Si no fuera por esos defectos de pobreza y artesanía, esos delincuentes de barrio bien podrian lucir coronas de reyes, galeras de caballeros, bonetes de obispos y sombreros de generales, y firmarían decretos de gobiernos , en vez de estampar la huella digital al pie de las confesiones.

E. Galeano
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *