Oda al Oh!

Oh gemido de mi boca
que a la vida convoca.

Oh despredio de mi mente
ante los folios que mienten.

Oh eterno retorno
a la decadencia de mi entorno.

Oh rumor de mi piel
que aun huele a hiel.

Maldita la rima que no llega a la cima.

hEN
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *