Somos basura de Dios

Nicolás Buenaventura les contaba a los vomitados del sistema la verdadera historia de la Creación. a Dios le habían sobrado pedacitos de todo lo que habia creado. Mientras nacían de su mano el Sol y la Luna, el Tiempo y el Mundo, los mares y las selvas, Dios iba arrojando al abismo los desechos que le sobraban. Pero Dios, distraído, se olvidó de crear a la mujer y al hombre, y la mujer y el hombre no tuvieron más remedio que crearse a sí mismos. Y allí, en el fondo del abismo, en el basural, la mujer y el hombre se crearon con las sobras de Dios. Los seres humanos hemos nacido de la basura, y por eso tenemos todos algo de día y algo de noche y somos todos tiempo y tierra, agua y viento.

Eduardo Galeano
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *