RUMORES INTERNOS

Como un reloj en la sombra,
mis palabras se pierden en tiempo,
que la experiencia contiene.

A expensas de la duda,
abandonado por la musa
al frio y cruel invierno creativo.

Controlado por mi mísmo.
Humos ahora extraños en mi cabeza,

Dudas que nunca serán resueltas,
cautivas del miedo,
de la careta que es el podium.

Abandonado a agradar...
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *