CRUJE EL MUNDO

Allá tras la ventana
me mira la soga que sostiene tu mundo,
incesante mirada que cruje mi alma,
mientras en mi garganta se deshace un nudo.

¿Qué es la rabia?
me pregunta un hombre solo en la isla,
mientras urga con sus dedos
lo que un día fue.

¿Quién osa cuidarme?
El corporeo deseo
que es infinito pero efímero.

¿Dónde la nota de la discordía?
en la arritmia de la que el corazón
quiere despojarse.

Copa de sed, que me pide el cuerpo,
radiantes esperas en las que se baña mi ansia,
interrogantes cómodos
en los que se refugia mi alma.

hEN
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *