CONTRA LA OBJETIVIDAD

Nos pasamos la vida intentando ser lo mas objetivos posibles. ¿Objetivos a qué? ¿Objetivos para quién?. Es necesario eliminar este concepto, que en su propio significado es alienante… Si somos sujetos, ¿Cómo vamos a ser objetivos? Hay que dejar fluir la subjetividad para dar paso al sujeto.
El sujeto como motor de cambio.

Adoramos la ideología objetiva y despreciamos al sujeto. Como si de un dios se tratara, se nos lleva la boca con lo objetivo.
Mi conclusión sobre esto: La educación como instrumento de la socialización; crea objetos, aliena a sujetos y esos sujetos adoran al objeto, llámalo fetichismo, llámalo cultura.
Se pisan las oportunidades de los subjetivos, como si fueran un nuevo Satán.
Todo destinado al pensamiento común, como si de un enorme cerebro se tratara.
No voy a ser objetivo mientras siga cuestionándolo todo, no seré objeto… Creo que es lo único de lo que me siento plenamente satisfecho.
Si pierdo eso ¿Qué me queda? Ser una pared irrompible.
Recomiendo la sorpresa. Ahora siento que la vida es un camino que tiene como fin (meta) el propio camino.
Si alguna vez fuera objetivo, construiría mi mensaje, perdería mis contradicciones y por propiedad transitiva me encerraría en mi mismo (justo todo lo contrario a mi actual vida plena)
Si soy consciente de mi sentido sorpresivo y me regodeo en ello, no puedo ser objetivo.
Cada vez me incomoda mas la estructura social, formal, intelectual, laboral.
No me gusta hacer declaraciones de intenciones, pero así ha sido hoy. ¿Acaso puedo yo elegirlo? He vuelto a sentir el instinto. Gracias por eso chiquitín!
Porque me lo he planteado y modificado mi opinión, soy sujeto.
Cuanto más bajo caiga el hombre (socialmente hablando) mas se encuentra a si mismo(instintivamente hablando).
Vivimos encerrados, autolimitados. Negamos la iniciativa. Negamos la motivación.
Hay miedo al propio yo.
Un sujeto, no es un objeto, por tanto jamás podrá ser objetivo.

___________
Si te ha gustado la entrada, ¡subscribete a nuestro Feed RSS! También puedes seguirnos en Twitter.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *