Jose Infante


El poema no existe si no puedo decirlo
susurrando a tu oído.

El poema no existe si no puedo escribirlo
en la desnudez de tu cuerpo.

El poema no existe si no estas tú ofreciendote entero
al desbordado apetito de mis manos.

Si tú no existes, no existe la poesía,
no existen las palabras, ni existe el adjetivo
que salvará tu nombre del olvido.

José Infante
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *