LO QUE ME UNE A TÍ

Era un hilo rebelde que a su aire el viento movía,

y una tierna mariposa que en él enredarse quería.

Soy un hilo inquieto que el destino en robusta red ha transformado

un pececillo muy escurridizo dentro se ha quedado.

Una fuerte liana en mi jardín he encontrado,

como Tarzán en la selva voy detrás de tus pasos.

Mañana seré un potente cable que electrocuta,

cuando te me acerques a mi ten cuidado, te quedarás pegado,

y en la luz de mis ojos te verás reflejado.

Fran

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *