Barbaridades que son el pan de cada día

¡Cambio felicidad por coca cola!,

dignidad por un buen techo

vendo al capital mi vida

vendo mi alma

por dinero.

Quiero tener un BMW

quiero un piso en Punta Cana

¡Quiero joyas y perfumes!

Quiero todo

sin dar nada.

tener todo, sin ser nada

Quiero ser como en la tele

Quiero ese cuerpo perfecto

Quiero hacer mucho dinero

En fin quiero

vivir del cuento.

Quiero ser como en los anuncios

dejar que mi apariencia hable…

Quiero ser como Shakira

No quiero ser doña Nadie...

Cambio mi vida por un curro

que asegure beneficios

Cambio libertad por ocio

Cambio rebeldía por vicios.

No necesito cultura,

voy a la Universidad…

Recibo sabio raciocionio

¿Para qué creatividad?

No necesito pensar

voto pa que otros lo hagan

No necesito luchar

la partida está ganada.

Me conformo en mi aislamiento

en mi rutina solitaria

seguro vendrá esa persona

yo la espero aquí sentada.

no hace falta vivir en lucha

¡compra estética revolucionaria!

Tengo mil amigos en Facebook

¿pa que quiero camaradas?

Cambio mi mente creativa

por un curro rutinario

mejor conciencias dormidas

que un despertar incendiario…

¿Para qué gritar de rabia?

Es más fácil seguir callada

y poner la otra mejilla

en vez de pegar patadas.

¿Para qué luchar por algo?

Si yo al menos tengo casa

¿Para qué voy a arriesgarme?

Si no voy a cambiar nada.

¿Pa qué voy a tirar piedras

contra mi propio tejado?

Aunque cobre una miseria

al menos YO no estoy en paro.

Te vendo mis sacrificios

por comprarme una consola

te vendo todo mi tiempo

por cinco euros la hora.

¿Por qué estas barbaridades

son el pan del cada día?

¿Y por qué si lo sabemos

nos conformamos con migas

que nos dan y nos tragamos,

y bajamos siempre con birra?

¿como hacen pa que creamos

que aunque no cambiemos todo

vamos consiguiendo algo?

¿Por qué dejar solo en palabras

algo que late bien adentro?

¿Por qué dejarlo en palabras

si lo siento con mi cuerpo?

¿Por qué somos tan idiotas?

¿Por qué somos tan capullas?

¿Por qué no ser como gotas

que una a una hacen la lluvia?

¿Por qué ser solo esa sombra que no llega a ser persona?

¿Por qué siendo tantos, tantas, nos podemos sentir solas?

¿Por qué?, ¡Dime! Que no entiendo…

¿Por qué? Compañera, amigo…

¿Por qué ahogamos nuestro grito en un agónico suspiro?

Ana La Sincera

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *