Pájaros entre el aceite



-Imagen de Man ray-

Hace mucho que no hAY PAJAROS, escurriendo entre aceites. el cuerpo pide zambullidos en el silencio, la sombra. es la hora de los cuervos picando en mi pasado, en mi cuerpo, en mi destierro...tengo miedo

Una de mis manos pide mi destierro,

uno de mis pies sale corriendo, al intrépido camino de zarzamoras

una parte de mi cerebro dice que calle

la parte de arriba del corazón siempre quiere gritar

y en el oscuro jardín de mi deseo

aguarda el niño que quise destruir

y en la profundidad más honda que el mar

perdida vaga la ausencia que hay en mi cama

quiero no divagar

quisiera no entrometerme a mi mismo

quisiera no tenerlo todo tan claro

y me digo a mi mismo, ten cuidado con lo que sientes

y me repito sin cesar: no seas esclavo de las emociones

y llamó a la puerta de la razón con patadas y gritos, pidiéndole que me esclavice

pero no está tras esa puerta

Oigo los rumores de mi circo externo

y no los entiendo, pero lo peor es que los comprendo

y huelo el hedor que supone estar al tanto, estar al pie del cañón

y veo seres a veces sin cara que pasan por mi cama

y veo caras que se me clavan, y que no me piensan

y toco sudores ya ausentes.


hEN (Mayo/2011)
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *