Mi poesía es una puta


La poesía es una enorme puta
que se abre si le pagas
y se va con cualquiera.

Un pensamiento ante mi se abre
y corrompe al poeta.

Dos hombres ante mi se bañan
y la poesía es una enorme puta.

La herida como rosa se abre
una eterna espera ante mi se abre.

Mi poesía se va con cualquiera
que la compre y denigre,
con un simple "te adoro"
ella se abre.

El folio en blanco es un burdel
dónde alternan adjetivos y verbos,
que venden al poeta que le dió vida.

La poesía reniega del poeta
y se rebela ante él,
revelándole que es ella quien crea los sentimientos,
y que tambien puede destruirlos,
que no es un ente de ficción,
que tiene vida propia
y además domina al poeta.

Reprocha la poesía al poeta
que solo exista en el folio,
que haya sido escrita
sobre el liquido elemento.

La poesía ante mi se rebela
y me huye por prostituirla.

Mi poesía no es nada si no se va con cualquiera.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *